Primera vez del Archivo de Miranda en Venezuela.

Luego de fracaso de la expedición de 1806 para traer la libertad a su tierra natal, se presenta ante Francisco de Miranda una nueva oportunidad de concretar su dilatado esfuerzo independentista. El 21 de julio de 1810 Miranda recibe en su casa de la calle Grafton a Simón Bolívar, Luis López Méndez y Andrés Bello, delegados de la Junta de Caracas para tratar el apoyo del gobierno inglés a la causa de independencia. Aunque la instrucción a estos delegados es no tener contacto con Miranda, instigados por Bolívar deciden reunirse con el viejo “fugitivo” para plantearle las nuevas circunstancias que vive la Capitanía General y el aporte que este puede dar a la causa de su patria.

Con la convicción de que ha madurado la conciencia política en sus coterráneos, Miranda prepara su regreso a Caracas, de la cual partió hace casi 40 años y en la que todavía se encuentran sus familiares. Era necesario dejar sus asuntos arreglados en Londres, lo mismo que cumplir compromisos políticos con las autoridades inglesas, por tanto, no le fue posible partir con la delegación venezolana. Pese a esto, y suponiendo que la estadía en su patria será larga, envía el 29 de septiembre de 1810 con el joven Simón Bolívar a bordo de la goleta Sapphire parte de su archivo personal, 62 volúmenes de documentos que recogen su largo y minucioso trabajo por la emancipación de Hispanoamérica.

Estos son parte de los mismos “manuscritos y papeles” que en 1805 el Precursor había dejado en Londres bajo la disposición de que, de ocurrir su muerte, se enviaran a Caracas “en caso que el país se haga independiente o que un comercio franco abra las puertas de la Provincia a las demás naciones”; preparándose él para colaborar en esa independencia no era ya necesario dejar sus papeles testimoniales en tierras inglesas, sino que de presentársele la muerte en su tierra natal, sería está el colofón de todo el testimonio que encerraban sus atesorados “manuscritos y papeles”.

El joven Bolívar finalmente desembarca en La Guaira 5 de diciembre de 1810 y con él llega, por primera vez a Venezuela, el Archivo de Miranda.

El actual Archivo de Miranda se compone de 63 volúmenes, sin embargo, Miranda remitió a Caracas con Simón Bolívar 62 tomos. El Tomo 63, que vendría a ser el XIX de la sección Negociaciones, contiene documentos fechados entre abril y agosto de 1810, lo cual indica que este último fue encuadernado entre septiembre y los primeros días de octubre de ese año. Sin embargo, cabe una pregunta que solo la meticulosidad histórica podrá responder: ¿vino a Venezuela el tomo 63 (volumen XIX de Negociaciones) del archivo de Miranda antes de 1926? ¿Por qué en 1884 seguían existiendo 62 volúmenes con la exacta composición hecha por Miranda entre los manuscritos que según el Marqués de Rojas “fueron vistos en Londres” y que esperaba tener “la satisfacción de rescatarlos en breve tiempo”[1]?

Llegada de Miranda a La Guaira, 13 de diciembre de 1810, poco después se reunirá con su archivo.



[1] Rojas, José María: El General Miranda; Librería de Garnier Hermanos, Paris,1884, pág. XXX

Share this:

CONVERSATION

0 comentarios :

Publicar un comentario