ARCHIVO DE LA A.N.H

Palacio de la Academias, sede del Archivo de la A.N.H.


De conformidad con el Decreto Orgánico del 28 de octubre de 1888, la Academia Nacional de la Historia (A.N.H.) debía “coleccionar para su biblioteca, impresos y manuscritos sobre historia”, además de “adquirir y formar colecciones de toda clase de objetos que pueda calificarse como monumentos históricos”; luego de 128 años de existencia la A.N.H. atesora un caudal documental de suma importancia e incalculable valor. 

Formado a partir de adquisiciones, donaciones (tanto del Gobierno Nacional como de sus miembros y otros particulares) y copias certificadas de otros archivos (nacionales y extranjeros), este archivo puede calificarse del segundo más importante en Venezuela, luego del Archivo General de la Nación (A.G.N.), y el más nutrido entre las instituciones de su tipo en Latinoamérica. 

Organizado en colecciones que corresponden con el origen de los fondos, este archivo reúne los papeles, manuscritos e impresos, de personajes tales como Arístides Rojas, Francisco Javier Yánez, Manuel Landaeta Rosales, José Manuel (el Mocho) Hernández, Juan Crisóstomo Falcón, Caracciolo Parra Pérez, entre muchos otros; así como copias de manuscritos del A.G.N de Venezuela y Archivo Arquidiocesano de Caracas. Para facilitar la divulgación de la historia nacional y hacerlo más valioso al investigador, se copiaron los manuscritos y catálogos con asuntos venezolanos en varios archivos de España (como los de Indias y Simancas), Colombia (entre ellos los del Arzobispal de Bogotá e Histórico Nacional) así como repositorios de El Vaticano, EE.UU., Francia e Inglaterra.  

La forma en que cada una de estas colecciones fue llegando al archivo guarda una historia que merece ser contada.


(Para encontrar todas nuestras entradas relacionadas con este tema revisa la etiqueta ARCHIVO A.N.H.)

CONVERSATION

0 comentarios :

Publicar un comentario