Archivo fraccionado (1): La parte del archivo de Bolívar que le tocó a Pedro Briceño Méndez.

De la casta de los bravos llaneros de Venezuela, este hijo de Barinas formaba parte de una numerosa familia que, desde su padre el coronel Pedro Briceño Pumar, hasta sus cuñadas, entre las que se encontraba la heroína Josefa Camejo, entregaron su vida por la causa de la independencia. Habiendo nacido en 1792, bien pronto se encuentra rodeado de los sucesos que inician la larga lucha de emancipación, pues se encontraba en Caracas como estudiante de su Universidad cuando se da la ruptura del 19 de abril de 1810. Luego de obtener su título de Bachiller en Derecho Civil el 28 de octubre de 1811, regresa a su provincia natal, donde comienza a ejercer funciones públicas en las nuevas instituciones republicanas. No obstante, a causa de la pérdida de la Primera República en 1812, debe Briceño Méndez junto a toda la familia abandonar Venezuela para irse a refugiar en Nueva Granada; donde al poco tiempo se alista en el ejército que comanda Simón Bolívar, al lado de quién realizará la campaña de 1813 sobre su tierra natal conocida como la Campaña Admirable. Es durante este periodo que tiene sus primeros contactos con el archivo que Bolívar venia reuniendo, ya que éste lo designa Secretario en asuntos de Guerra.

Pedro Briceño Méndez, oleo de Tito Salas 1933

Durante toda la Guerra de Independencia se verá al gallardo General Pedro Briceño Méndez al lado de la persona y las ideas del Libertador, ya sea actuando como militar en los campos de batalla[1], o en funciones política-administrativas desempeñando los más altos cargos en los gabinetes de gobierno: como Secretario de Guerra o de Asuntos Exteriores, y hasta como Ministro Plenipotenciario en el Congreso Anfictiónico de Panamá. Desde 1826, en que pide licencia expresa, lo encontramos ejerciendo cargos en Venezuela: Comandante de Armas de la plaza de Puerto Cabello; Senador por el Departamento del Orinoco al Congreso de 1827; el 7 de agosto de 1828 es designado como Intendente del Departamento de Venezuela, inicialmente como interino en sustitución de Cristóbal Mendoza, y luego como titular a raíz de la muerte de éste; fue también Jefe Político del Cantón de Ocumare del Tuy, Senador por la Provincia de Barinas, Representante por la de Caracas, y otros cargos más hasta que el 9 de julio de 1835 lidera en Caracas el alzamiento militar contra el Gobierno del Presidente José María Vargas conocido como la Revolución de las Reformas. Este movimiento, que al principio logró ciertas victorias, fue finalmente derrotado, sobre todo, por el prestigio político y militar del General José Antonio Páez. Con los propósitos no logrados, y tratando de resguardar su vida, se embarca para la isla de Curazao a finales de octubre de 1835, donde finalmente muere el 5 de diciembre del mismo año a causa de fiebre cerebral[2]. El destino final de los restos del Ilustre Prócer de la Independencia no pudo ser definido cuando el Gobierno de Antonio Guzmán Blanco decretó los honores del Panteón Nacional en 1876, ya que había sido enterrado en fosa común en el cementerio de aquella isla.

  La relación de amistad y amor fraternal entre Bolívar y el General barinés se vio incrementada a partir del 15 de octubre de 1825, cuando Briceño Méndez contrae matrimonio con Benigna Palacios Bolívar, sobrina del Libertador a través de su hermana Juana Bolívar. Incluso aun después de la muerte del Padre de la Patria, sigue Briceño Méndez prestándole servicios, ya que con dedicada entrega trabajó en cumplir con las funciones del albaceazgo que aquel le encomendara, como se puede ver en las diligencias que efectuó desde entes del 25 de agosto de 1832 para la partición de las joyas y demás bienes materiales que el Libertador legara a su familia[3].
 
La fracción de Briceño Méndez y sus “Apuntes…”

La veneración a la memoria de Simón Bolívar no solo fue demostrada por el noble llanero en el cumplimiento de las misiones encomendadas, sino también en aquellas que él creyó servirían para inmortalizar la obra y pensamiento de aquel; por ello le pareció conveniente escribir un resumen de la vida del Libertador. Con este motivo fue que Daniel Florencio O´Leary y Juan de Francisco Martín deciden enviarle parte de los documentos que se encontraban en el archivo de Bolívar y que ellos encontraron en Jamaica depositado allí por el señor Juan Bautista Pavageau; específicamente O´Leary y De Francisco Martín le remiten a Briceño Méndez los documentos que correspondían a las fechas entre 1813 y 1818. Briceño Méndez cumplió su cometido y escribió sus “Apuntes sobre la Vida Pública del Libertador”, que lamentablemente no pudo ser publicado durante su vida, y hubo de esperar casi cien años después de su muerte para que el manuscrito original fuera adquirido por el Gobierno Nacional, en 1933, y fuera entonces publicado por primera vez en ese año.
 
Nos relata don Vicente Lecuna[4], que los papeles del primitivo archivo de Bolívar que se encontraban en custodia de Pedro Briceño Méndez pasaron años después a manos de don Ramón Azpurúa, coautor junto con el Presbítero y General de la Independencia José Félix Blanco de la compilación de documentos más grande que hasta entonces se hubo publicado en Venezuela, y que fue realizada para honrar la memoria del Padre de la Patria en el centenario de su nacimiento: los “Documentos para la historia de la Vida Pública del Libertador de Colombia, Perú y Bolivia”. En esta compilación se insertaron los documentos de la fracción del archivo de Bolívar que aquí hemos llamado “fracción Briceño Méndez”; y que luego quedaron en el archivo del señor Ramón Azpurúa hasta que el interés mercantil decidió dar otro destino, que nuevamente puso anta la fatalidad los preciados papeles, como se podrá ver en otra entrada de este blog.



[1] Como en las acciones de Las Trincheras, Taguanes y Barquisimeto (1813) y Sitio de Valencia (1814).
[2] En la biografía de Pedro Briceño Méndez que publicó en el diario El Universal, de Caracas, del 22 de octubre de 1917, el célebre historiador General Manuel Landaeta Rosales refiere que en el expediente de pensión de los hijos menores del Briceño Méndez levantado en 1846 y que se encuentra en el Archivo Publico Nacional (hoy Archivo General de la Nación) se encuentra el Acta de Defunción que certifica la muerte el Prócer en la fecha y por las causas indicadas.    
[3] En esta fecha fueron avaluados las alhajas que pertenecían a Bolívar y que más tarde serian repartidas a sus herederos. En el Archivo del Libertador se encuentra una copia de dicho avalúo, así como la partición de estas joyas entre los herederos; documento que serviría de base para Juan Morales en su interesante trabajo sobre este tema que fue publicado en el Boletín de la Academia Nacional de la Historia, tomo LXXXIII enero-febrero-marzo de 2000, N° 329, págs. 359-361.
[4] Lecuna, Vicente. La Casa Natal del Libertador. Caracas, 1954. Pág. 55

Share this:

CONVERSATION

0 comentarios :

Publicar un comentario