Documentos: Bolívar agradece a Nueva Granada la cooperación prestada para la liberación de Venezuela en 1813.

No es infundado que desde tiempos ancestrales Venezuela y Colombia (antigua Nueva Granada) se designen una a otra como “Hermana República”, pues la similitud geográfica y humana (genotipo y fenotipo) generaron desde siempre una relación de solidaridad y ayuda mutua entre los pueblos de ambos países, lo que posibilitó el desarrollo de una historia común que ha llegado hasta nuestros días. Tal relación se vivió con gran relevancia durante el periodo independentista, cuando las armas y los soldados de ambos pueblos cooperaron prolijamente en la consecución del ideal libertario.
Oficio del Libertador al Presidente de Cundinamarca Folio 154 anverso


El documento que a continuación se transcribe de la carta original firmada por el Libertador Simón Bolívar, se enmarca dentro del periodo denominado “Campaña Admirable” la cual se inicia con la aprobación del Congreso de las Provincias Unidas de la Nueva Granada, órgano que puso a disposición del Libertador soldados, artillería, pertrechos y municiones desde el 7 de mayo de 1813 para invadir Venezuela, país que para entonces se encontraba reconquistado por las armas del Rey de España desde 1812. Otra administración neogranadina, esta vez el Supremo Gobierno del Estado de Cundinamarca[1] presidido por el insigne Antonio Nariño, también brinda su ayuda a los venezolanos; y es a este personaje a quien Bolívar dirige el siguiente oficio de agradecimiento, fechado en Cúcuta el 10 de mayo de 1813[2]:

Excmo. señor Presidente del Estado de Cundinamarca.

Excmo. señor:

Tengo el honor de acusar a V. E. la recepción del oficio del pasado mes, que se dignó dirigirme por conducto del Coronel ciudadano José Félix Ribas, que también ha puesto en mis manos copia de los tratados concluidos entre el Soberano Congreso de las Provincias Unidas de la Nueva Granada y el Supremo Gobierno del Estado de Cundinamarca, con una relación de la artillería, pertrechos y municiones que V.E. se ha servido enviar para refuerzo de la expedición del Norte. Doy a V.E. las más encare­cidas y sinceras gracias por la honra que me hace en su comuni­cación y por los auxilios que la esclarecida generosidad de V.E. ha tenido a bien mandarnos en favor de la República de Venezuela, mi Patria, que bien pronto contará el glorioso nombre de V.E. entre los de sus más ilustres bienhechores.

Las tropas de Cundinamarca que han llegado a este Cuartel General más de cuatro días ha, aunque disminuidas a la mitad, han pasado ya, con agregación de algunos soldados de Carta­gena, a la Villa de San Cristóbal en Venezuela, donde se va a hacer una reunión de tropas, que al mando del Coronel José Félix Ribas, deben ir a libertar de paso la Provincia de Barinas, para incorporarse después con el grueso de nuestro ejército, en uno de los puntos del Estado de Caracas.

La artillería, pertrechos y municiones de Cundinamarca que no han llegado aún, serán empleadas en favor de Barinas, la cual deberá una gran parte de su libertad a las liberalidades de V. E.

¡Oh! qué bello espectáculo se presenta, Señor Presidente, sobre el teatro del Nuevo Mundo, que va a ver una lucha, quizá singular en la historia, ver, digo, concurrir espontánea y simultáneamente a todos los pueblos de la Nueva Granada al restablecimiento, libertad e independencia de la extinguida República de Venezuela, sin otro estímulo que la humanidad, sin más ambición que la de la gloria de romper las cadenas que arrastran sus compatriotas, y sin más esperanza que el premio que da la virtud a los héroes que combaten por la razón y la justicia.

V. E. será el primero que, penetrado del júbilo más puro, aplau­dirá sus propias acciones, las de sus conciudadanos y sobre todo, los magnánimos esfuerzos y sacrificios de los ínclitos guerreros de la Nueva Granada, con quienes voy a tener la dicha de comba­tir por la redención de Venezuela y gloria de estos Estados.

Acepte V.E. los sufragios de mi alta consideración, respeto y gratitud.

Dios guarde a V.E. muchos años.

Cuartel General de Cúcuta, mayo 10 de 1813. 3°.

Folio 154 reverso
Folio 155 anverso



[1] Estado independiente de carácter centralista constituido dentro del territorio del Virreinato de Nueva Granada el 4 de abril de 1811, pero salvaguardando los derechos del Rey, presidido por Judas Tadeo Lozano hasta septiembre de ese año, y luego por Antonio Nariño; en discrepancia con el resto de las administraciones que se constituyeron en un estado federal con el nombre de Provincias Unidas de Nueva Granada presididas por Camilo Torres..
[2] Fuente: Archivo General de la Nación, Fondo Archivo del Libertador, tomo 21, folios 154-155. 

Share this:

,

CONVERSATION

0 comentarios :

Publicar un comentario